Que es el Sarro

Sarro Dental

Estimado paciente el sarro dental es el depósito de sales calcio y fósforo que se adhiere a la superficie dental, debido a la falta de higiene adecuada.

Por lo general se acumula mayor cantidad de sarro en los dientes que están cerca de la salida de los conductos de las glándulas salivales.

Hay dos zonas críticas, que hay que tener en cuenta para realizar un cepillado periódico. Una es la cara lingual de los dientes anteroinferiores (ver foto 1 ) y la otra la cara vestibular de los 1ª molares superiores.

Es en estas zonas dónde comienza a formarse el sarro dental, la única forma que Ud. puede evitar la formación de tártaro es cepillando diariamente sus dientes.

Pero una vez, que el cálculo dental está adherido la única manera de eliminarlo es por medio de la tartectomía, que realiza el odontologo. Este procedimiento es indoloro y se realiza en una sola consulta de no más de cuarenta minutos.

Si Ud. no elimina el sarro, la encía comienza a inflamarse (gingivitis), existe sangrado de las mismas y mal aliento. Por lo general esta inflamación comienza a mover los dientes (piorrea) hasta la pérdida de la pieza dental.

                                                                 

¿Qué diferencia existe entre placa dentobacteriana, sarro y manchas dentales?

Frecuentemente escuchamos términos como "Placa dentobacteriana", "Sarro dental", "Manchas y pigmentaciones dentales" y generalmente no sabemos la diferencia entre estos, o peor aún, los tomamos como si fueran sinónimos. Existen diferencias perfectamente bien marcadas entre estos tres términos.

La placa dentobacteriana es una acumulación de bacterias sobre las superficies de los dientes. Tan pronto como terminamos de cepillarnos los dientes, dicha placa comienza a formarse nuevamente. Podemos observarla como una masilla blanca-amarillenta cuando dejamos de cepillarnos los dientes algunos días.

El sarro dental es la placa dentobacteriana calcificada, que da lugar a la formación de masas mineralizadas extremadamente duras que se adhieren firmemente a la superficie de los dientes y a las raíces de los mismos. Puede variar desde un color amarillo pálido hasta tonos de color café oscuro y negro, dependiendo del tiempo que permanezca en la boca. También se le conoce como "cálculo o tártaro dental".

Las manchas dentales son depósitos coloreados en algunas áreas de la superficie de los dientes, debidas principalmente a tabaquismo y algunas bebidas como café, té, jugos, refrescos y vino tinto. Pueden variar desde un color blanco opaco hasta un tono negro intenso.

Por otro lado, la placa dentobacteriana puede ser eliminada por medio del correcto cepillado dental; en cambio, el sarro y las manchas dentales, únicamente pueden ser removidas por el dentista con la ayuda de aparatos e instrumentos especializados. Debemos tener en cuenta que todas estas afecciones dentales tienen serios inconvenientes y grandes desventajas que tarde o temprano repercuten en la salud bucodental.

 

                                                                             

 

Esta entrada fue publicada en Odontologia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s