Absceso Dental

 

ABSCESO DENTAL

Nombres alternativos    

Absceso periapical; Infección dental

Definición    

Es una acumulación de material infectado (pus) resultante de una infección bacteriana del centro (pulpa) de un diente.

Causas, incidencia y factores de riesgo   

Un absceso dental es una complicación de la caries dental y también puede resultar de un trauma al diente, como cuando un diente se rompe o recibe un golpe. Las aberturas en el esmalte dental permiten que las bacterias infecten el centro del diente (la pulpa). La infección puede propagarse desde la raíz del diente hasta los huesos que lo sostienen.

La infección ocasiona una acumulación de pus (tejido muerto, bacterias vivas y muertas, glóbulos blancos) e inflamación de los tejidos internos del diente, lo cual causa fuertes dolores dentales. Si muere la raíz del diente, el dolor se puede detener, pero la infección permanecerá activa y continuará expandiéndose y destruyendo el tejido.

Síntomas   

  • Dolor en un diente
    • intenso, continuo
    • dolor terrible o pulsátil
    • dolor agudo o punzante
  • Dolor al masticar
  • Sensibilidad del diente hacia el calor o el frío
  • Sabor amargo en la boca
  • Mal aliento
  • Posible fiebre
  • Ganglios inflamados en el cuello
  • Malestar, inquietud, sensación general de enfermedad 
  • Área mandibular superior o inferior inflamada (un síntoma muy serio)

Signos y exámenes   

El examen dental realizado por un odontólogo revela dolor cuando se golpea el diente. El dolor se incrementa al morder o cerrar la boca. La encía puede estar inflamada o enrojecida y puede drenar un líquido espeso y purulento.

Tratamiento   

El objetivo del tratamiento es eliminar la infección, preservar el diente y prevenir las posibles complicaciones.

Se pueden recetar antibióticos para combatir la infección. Los enjuagues bucales con agua tibia y sal pueden, al igual que los analgésicos sin prescripción, aliviar el dolor de diente y la fiebre. No se debe colocar aspirina directamente sobre el diente o encía, ya que esto aumenta la irritación de los tejidos y puede provocar úlceras bucales.

El tratamiento de conductos se puede recomendar en un intento por salvar el diente. En este procedimiento, se remueve el centro del diente, incluyendo el nervio y el tejido vascular (pulpa), junto con las partes del mismo que están cariadas. La raíz y la superficie del diente permanecen en su sitio. La cavidad que se crea en el centro se repara, se obtura y se puede colocar una corona sobre el diente.

Es posible que sea necesario el drenaje quirúrgico del absceso o la extracción del diente afectado.

Expectativas (pronóstico)   

La infección por absceso dental por lo general se cura con tratamiento y, en muchos casos, es posible preservar el diente.

Complicaciones    

Situaciones que requieren asistencia médica    

Se debe llamar al odontólogo si se presenta un dolor de diente pulsátil y persistente o si aparecen otros síntomas de absceso dental.

Prevención   

El tratamiento a tiempo de la caries dental reduce el riesgo de un absceso dental. El odontólogo debe examinar de inmediato los dientes que han sufrido traumas.

     

                                 

PROCEDIMIENTO:

 

   Paso 1
Después de que el diente es anestesiado, se abre un hueco a través de la corona hasta la cámara de la pulpa.

Paso 2
Se determina el largo del canal radicular
  Paso 3
Se remueve la pulpa enferma. Los canales se limpian, agrandan y se le dan forma.
Paso 4
Los canales se rellenan y se sellan. Se puede poner un poste de metal para darle soporte estructural o para retener los materiales restaurativos.
  Paso 5
El diente se sella con una empastadura temporal. Normalmente una corona de oro o de porcelana añade protección adicional.

El material que se usa para rellenar el canal radicular probablemente le dure para toda la vida, pero la empastadura o la corona puede que tenga que ser reemplazada.

Asegúrese de seguir las instrucciones especiales que le provea el profesional dental para el cuidado de los dientes en el hogar.

Esta entrada fue publicada en Odontologia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s